Protección solar natural
NATUROPATÍA

Sol y Protectores Solares ¿Cómo funcionan?

 
Sol, Naturalmente
 

Llega el verano y siempre surgen las mismas dudas ¿Protector solar, que fps, filtro físico o químico?

Vamos a ver un poco algunas diferencias y como funcionan en nuestra piel. (Una pequeña anotación antes de seguir FPS, significa factor de protección solar).
 
LOS MIEDOS AL SOL YA LOS CONOCEMOS….¿PERO Y QUÉ TIENE DE BUENO?

 
El sol en la adecuada medida, tiene muchisimos beneficios para nuestra salud que no debemos pasar por alto:
  • Desencadena el proceso de fabricación de la de vitamina D (Con todo lo que está conlleva para nuestro cuerpo, tanto a nivel de huesos, como alteraciones y enfermedades de lo más variadas, a
    causa de su deficiencia).
  • Ayuda a mejorar el estado de animo y resulta muy positivo en personas con depresiones (gracias a la regulación de ciertas hormonas y neurotransmisores)
 
 
¿Y CÓMO ACTÚA EL SOL?
 
 
Respecto al tema que nos preocupa tendremos en cuenta los rayos ultravioleta A y B
 
 
¿Cómo nos afectan los rayos UVA?
Son los que penetran más profundamente, llegan hasta los tejidos conectivos y causan el fotoenvejecimiento prematuro, al formar radicales libres que oxidan las células, pudiendo reprimir la función inmunológica de nuestra piel y causar varios daños a nivel celular, afectando la capacidad de autoprotección de la piel.
 
 
¿Cómo nos afectan los rayos UVB?
 
Tienen menos poder de penetración en la epidermis y son los responsables de la "quemadura solar", Están implicados en los daños en el ADN y el desarrollo de células cancerígenas. La cantidad de rayos UVB que llegan a la
piel depende de factores geográficos como la altitud o la latitud, la estación, el clima, las horas… (Ten en cuenta dónde te encuéntres, las horas de peor exposición al sol, pueden variar)
 
 
 
*Los dos tipos de rayos UV pueden estar implicados en la supresión del sistema inmune
y alteración y daños del ADN celular, favoreciendo la aparición y desarrollo de
cáncer cutáneo. Pero se considera que los UVB estarían implicados de forma directa
y los UVA de forma indirecta.
 

 

 
 
¿Y qué pasa con los infrarojos (IR)?
 
Los rayos infrarojos o radiacción infraroja, son los causantes de ese calorcito y bienestar que sentimos cuando nos da el sol, penetran de forma más profunda que los UV y son los responsables de insolaciones y golpes de calor.
Influyen en el envejecimiento cutáneo y causan pérdida de firmeza y elasticidad.
Generan calor en las capas profundas de la piel, pudiendo alcanzar en su interior los 42ºC, provocando un "estrés térmico", que afectaría a las células al potenciar los efectos negativos de los UVA de los UVB.
 
 
 
 
 
¿COMO FUNCIONAN LOS BLOQUEADORES Y LOS FACTORES DE PROTECCIÓN?
 
  • BLOQUEADORES QUÍMICOS: en este grupo estarían todos o la gran mayoría de los protectores solares convencionales, se elaboran con compuestos de origen sintético y tienen efectos perjudiciles para la salud ya que actúan como disruptores endocrinos* y hay evidencias de que son tóxicos
    para el sistema nervioso. Trabajan absorbiendo la radiación solar y cambian su estructura molecular para "intentar evitar el daño en la piel", empezarían a actuar unos 20 minutos después de su aplicación.
    Los cambios en su estructura molecular pueden suponer alteraciones químicas que en ciertos casos producen dermatitis u otras alteraciones dérmicas y alérgias, algunos se acumulan en la grasa,
    produciendo efectos a largo plazo.
 
BENZOPHENONE

Es uno de los más utilizados, cuanto más FPS, más concentración del componente.
 
 

*Disruptor endocrino u hormonal;
(EDC) es una sustancia química capaz de alterar el equilibrio hormonal, interrumpiendo sus procesos fisiológicos o alterando su intensidad

 

 
 
 
 
 
 
 
**Por otro lado la OMS a determinado que ni son tan seguros, ni protegen tanto como se supone, pudiendo en algunos casos incluso potenciar aquello que deben de prevenir. Además, pueden afectar a las reservas ecológicas acuáticas al impregnar el agua de residuos cuando nos bañamos.
 
 
 
  • BLOQUEADORES FÍSICOS: provienen de los minerales, su efecto protector comienza inmediatamente después de la aplicación;
 
Óxido de zinc
 
El óxido de zinc es una sal mineral que se adhiere a la piel, formando una película protectora que actúa como una barrera física, protegiendo de los rayos UV. La desventaja que la industria cosmética ha visto es que deja una "antiestética" película blanquecina sobre la piel.
Y aquí viene el problema, y es que para evitar que el efecto "fantasmagórico" sea tan exagerado, incluyen este mineral en forma de nanopartículas, con las desventajas que conlleva.
 

Para que el tamaño de partícula no sea considerado "nano" debería ser superior a 100 nm, a partir de ahí la partícula se considera demasiado grande como para producir efectos adversos sobre la salud y el medio ambiente

 

 
 
 
 
 
Dióxido de titanio
Es similar al dióxido de zinc, pero de menor espectro, no tienen tantas propiedades protectoras ni antiirritantes. Pero a igual concentración no deja tan blanca la piel. También la encontramos en forma de nanopartículas.
 
*Los efectos de las nanopárticulas se están estudiando ampliamente y ya se ha demostrado que su exposición induce la tóxicidad celular y el daño oxidativo, y es muy posible que también alteren células neuronales.
 
 

Ante esto, tenemos la alternativa de utilizar protectores solares
ecológicos, para asegurarnos de que el uso de estos minerales no
sea en forma de nanopárticulas.

 

 
 
 
 
 
 
 
  • FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR (FPS): es un índice de protecciónSolar, es decir, indica cuanto tiempo ese protector va a aumentar la capacidad de defensa natural de tu piel antes de llegar a quemarse. Esa capacidad natural depende del fototipo de tu piel.
 
***** Por ejemplo; una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de 10 minutos al sol, usando un protector de fps 15; tardaría 15 veces ese tiempo en quemarse,
apróximadamente 150 minutos o 2.5 horas.
 
 

El FPS nos habla de más tiempo de exposición, no de más protección. Que un protector sea de 15 o de 50, nos indica sobre todo, el tiempo de exposición antes de volvernos a aplicar el protector. Este tiempo, por su puesto varía según tu tipo de piel y características personales como la alimentación o la medicación.

 

¿CÚAL SERÍA MI TIPO DE PIEL Y SUS CARACTERÍSTICAS?
 
 
De forma natural podemos diferenciar entre 6 fototipos distintos de piel. Pero no debemos de guiarnos solo por eso a la hora de elegir el protector solar, ya que nuestros hábitos alimenticios, nuestro estado de salud, si tomamos medicamentos o no… también van a modificar el tiempo de protección natural de nuestra piel frente
al sol. Y los debemos de tener en cuenta a la hora de proteger nuestra piel, para que no sufra daños.
 
*De forma habitual a las pieles más claras se les recomiendan protectores más altos, porque su piel tiene una menor protección natural frente al sol.
 
 
 
 
 
OTRAS ALTERNATIVAS A TENER EN CUENTA

PROTECTORES SOLARES NATURALES
 
Además de los protectores solares ecológicos (Recordad, ante la duda, la certificicación es un aval), también encontramos en la naturaleza aceites y mantecas que nos pueden proporcionan una protección solar de baja a media (Como zanahoria, Karité, sésamo…). Además del uso de arcillas y barros que muchas culturas han utilizado y siguen usando para protegerse del sol.
 
*En el caso de los aceites no te recomiendo usarlos solos, sino mezclados entre sí, poniendo precaución en las horas y tiempo de exposición, además de en la frecuencia de aplicación, que habitualmente será más corta.
 
 
 
 
Verónica Garzón
 
 
 
 
 
7+

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.