Recetas Sanas

Bebida Alcalinizante Refrescante

 

Cómo preparar tu alcalinizante casero

Seguramente has oído hablar de la importancia de tener un pH equilibrado para tu salud, el tipo de vida actual con prisas, estrés… y la alimentación industrializada y escasa en frutas y vegetales, tienden a acidificar más nuestro cuerpo, potenciando la aparición de malestares físicos y psíquicos ¿Sabes cómo compensar esa acidez de forma casera?

 

Bueno indudablemente aquí la alimentación juega un papel fundamental, por lo general toda la proteína animal (carnes, pescados, lácteos, huevos, mariscos…) tienden a acidificar, por eso es muy importante que introduzcas alimentos del reino vegetal en tu alimentación. Además de esto acostumbrarnos a beber agua diariamente en nuestra cantidad necesaria (no todo el mundo necesitamos la misma, depende de varios factores, por ejemplo como nuestra actividad física) es muy importante y si a ese agua le añadimos zumo natural de limón aún tendrá un mayor poder alcalinizante, pero aún podemos ir un poco más allá y de vez en cuando añadirle a ese agua con limón un poco de bicarbonato, para hacer periodos más "depurativos" con un alcalinizador más potente.

Sí, hablo del Bicarbonato de cocina de toda la vida, es muy barato y fácil de conseguir y nunca está de más tenerlo en casa, sirve para muchísimas cosas pero vamos a centrarnos en los beneficios para la salud que son los que nos interesan ahora y por el momento quédate con que el bicarbonato neutraliza los ácidos (y un tejido enfermo suele ser un medio acidificado), por otro lado tenemos al Limón (también limón natural que tu exprimes en casa), tal vez te extrañe porque pienses ¿Pero el limón no es ácido y lo que queremos es alcalinizar..?, pues sí el limón tiene un sabor ácido pero dentro del cuerpo se comporta de forma alcalina y dejaré para otra ocasión todos los beneficios que reporta porqué son muchísimos, pero ahora podemos recordar uno muy importante y es que la reacción biliar que provoca ayuda a descongestionar, estimular y limpiar el hígado ¿Y qué hace el hígado? Recuerda que es un importante filtro de toxinas y también cumple una función de deposito de vitaminas, por lo tanto cuánto en mejor estado esté, mejor podrá limpiar nuestro cuerpo y mejor salud tendrá.

 

Beneficios del Agua de Limón con Bicarbonato:

Una vez que nos hemos puesto en situación con estos dos ingredientes vamos a ver que pueden hacer por nosotros los dos juntos, sin olvidar claro está el papel fundamental del AGUA que ya es un elemento indiscutible en nuestra salud.

– ALCALINIZANTE: ya sabes, combaten la acidosis porque ayudan a desintoxicar los tejidos y los órganos de limpieza del cuerpo, como hígado o riñones.

– DIGESTIVO: mejora las funciones digestivas, al ser un antiácido combate los gases y además sirve de ayuda en caso de reflujo, ya que el bicarbonato transforma el ácido que sube por el esófago en cloruro de sodio aliviando casi de forma inmediata.

– COADYUVANTE EN ENFERMEDADES (condicionadas por acidosis): hablamos de enfermedades que conllevan un exceso de ácido en nuestro organismo, cómo ácido úrico u otras acidificaciones de la sangre, también en cánceres ya que el ph externo de los tumores es ácido.

– DEPURATIVO: ayuda a desintoxicar hígado y riñones y a prevenir sus inflamaciones, esta mezcla es antioxidante y rica en vitamina C, potasio y sodio, necesarios para mantener las células en buen estado. (Sobre todo cuándo se toma en ayunas). Además ayuda a reducir los depositos de grasa.

– ANTIINFECCIOSO: Aquí además de su poder alcalinizante, juegan un papel importante los nutrientes del limón, como la Vitamina C, que administrada en dosis elevadas ayuda en multitud de enfermedades (Dr. Linus Pauling, Premio Nóbel de Química y Nóbel de la Paz). De todas formas el agua con limón también ayuda a orinar más, por lo que en infecciones como la cistitis, es mejor que te limites al bicarbonato y consigas unas buenas pastillas naturales de Vitamina C, también puedes incluir el arándano rojo.

– CIRCULATORIO: contribuyen a unas venas y arterias en buen estado, ayudando a regular los niveles de colesterol malo (LDL), favoreciendo así la salud cardiovascular. 

 

Precauciones en el uso de Bicarbonato

– Tan mala es una acidez en el cuerpo cómo una alcalinidad excesiva (alcalosis) el uso continuado y prolongado de este remedio en personas sanas puede provocar un desequilibrio ácido-base en el pH de nuestro cuerpo.

– Ten en cuenta que el gas carbónico que produce el bicarbonato se neutraliza con el ácido del limón, pero aún así si padeces de problemas de inflamación gástrica se precavido si decides tomarlo, puedes probar con cantidades pequeñas a ver como te sienta.

– Si tienes hipertensión o problemas cardiacos también debes de controlarlo mucho debido al sodio.

– Las mujeres embarazadas, los niños y los ancianos o personas muy debilitadas, también deben de abstenerse o tener precaución ya que las necesidades son diferentes en estas etapas.

– Obiamente en alergias a alguno de los ingredientes o dietas pobres en sodio.

– Consulta si el Bicarbonato de Sodio es compatible con los medicamentos que estés tomando.

 

Cómo tomar el agua de limón con bicarbonato

– Es preferible tomarlo en ayunas o fuera de las comidas

No tomes este remedio durante más de 2 meses seguidos, haz periodos de descanso cómo mínimo de 1 o 2 semanas y si lo deseas vuelve a reanudar.

– Si tienes mucha acidez puede levantarte dolor de cabeza, es mejor que hagas una secuencia de tomas 1 o 2 días y descanses otros 2 días. Incluso que empieces tan solo con 1 limón y una cuacharadita de bicarbonato en 1L de agua y poco a a poco vayas aumentando, no superes los 8-10 limones.

– Si estás bien de salud y lo tomas a modo de "Refresco alcalinizante" no hay problema, puedes prepararlo para un 1 día a la semana o cada fin de semana o incluso tomarlo durante una semana.

 

¿Cómo se prepara la bebida?

Es muy fácil solo necesitas:

– 1L de agua mineral

– Zumo de 4 limones

– 4 cucharaditas (cucharilla pequeña de las del café) de bicarbonato "1 por cada limón", si utilizas cucharilla de postre (que son mas grandes) utiliza solo 2 para los 4 limones, además si no sabrá mucho a bicarbonato y probablemente no te guste.

 

*Te dejo el vídeo para que veas que sencillo es

 

Puedes guardar la bebida en la nevera estará mas refrescante y tomarla en 1 o 2 días, es muy fácil anímate a probarla 😉 

 

 

Referencias:

– Web libredelacteos

– Nuevo tratado de medicina natural, Raymond Dextreit y Michel Abehsera, EDAF

– Web natursan

 

 

Verónica Garzón

 

 

 

8+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.