NATUROPATÍA

Depuración corporal ¿Qué es y para qué hacerla?

 

El descanso y limpieza interna del cuerpo

¿Te preguntas que tiene de bueno modificar tu dieta una semana? o ¿Que sacas con dejar de comer alimentos solidos durante unos días? No te preocupes no te estoy lanzando a hacer cosas de locos, las depuraciones bien hechas son muy beneficiosas para nuestro organismo y todo el mundo deberíamos de hacer una o dos depuraciones al año para darle a nuestro cuerpo un merecido descanso, tu cuerpo te agradecerá ese pequeño reset dándote energías renovadas para seguir adelante.


 

Que es una depuración

La propia palabra ya te lo dice, depuras para limpiar, para expulsar, para renovar. Esta técnica es muy importante en naturopatía ya que se considera que muchas enfermedades son causa de la alteración del terreno (es decir los tejidos de tu cuerpo), estos se alteran por acumulación de tóxicos que van ahogando a las células privándolas de oxigeno y de un líquido intersticial limpio, lo que lleva a acidificar el medio que las rodea, acabando por acidificar también los tejidos y donde hay acidificación hay enfermedad.

Por eso depuramos, para ir librando a nuestras células de toxicidad y desechos que las ahogan e ir manteniendo a su alrededor un medio saludable para su vida y desarrollo, como consecuencia de ello los tejidos, órganos y sistema linfático están menos sobrecargados y pueden funcionar mejor.

 

¿Que gano con hacer una depuración?

– Ganas en salud física, mental y emocional. Una depuración es un reset general en nuestro cuerpo al completo

– Tu piel mejora volviéndose más limpia, tersa y con mejor aspecto

– La claridad mental aumenta (recuerda la relación existente entre nuestros intestinos y nuestro cerebro)

– Ayudas a prevenir enfermedades

– Ayudas a contrarrestar enfermedades crónicas y a mejorar la salud general

– Ayuda a regular y controlar el peso corporal

– Mejora la retención de líquidos

– Las uñas y el cabello se fortalecen

– Te ayuda a recuperar una homeóstasis corporal positiva

– Mejora tu sensibilidad energética

 

¿Qué métodos hay para depurar?

– La alimentación vegetariana, cruda y bien combinada: se convierte en una alimentación que ayuda a alcalinizar tu cuerpo, es decir resta exceso de acidez a tus tejidos

– Fitoterapia: tomar en infusión, extractos o jarabe de combinaciones de plantas medicinales que ayudan a limpiar y drenar los órganos emuntorios (excretores)

– Monodietas: durante un día tomar solo un único alimento, para no sobrecargar al sistema digestivo y que nuestro cuerpo pueda utilizar ese ahorro de energía en limpiarse y repararse (Vix medicatrix naturae)

– Ayunos: hay distintos tipos de ayunos, desde los semiayunos de fruta o caldos hasta los ayunos estrictos, como los ayunos de agua, los más potentes (estos no los deberías hacer si no estás acostumbrado a hacer limpiezas, es una técnica avanzada y se debería hacer bajo supervisión, si estás interesado en hacer algún programa depurativo te puedo ayudar y también existen centros de retiro para realizar este tipo de ayunos y depuraciones controladas)

– Batidos y licuados: podrían incluirse dentro de los semiayunos o incluso utilizarse como monodieta. Le proporcionas a tu estomago una gran cantidad de alimento pero de muy fácil digestión y rápida asimilación, lo que te capacita para seguir tu día con energía y la vez ir limpiando tus intestinos, depurando y reparando tu cuerpo.

– Enemas e hidroterapia de colón: esto más bien es una técnica de limpieza, pero es una técnica muy efectiva para darle a tu cuerpo esa puesta a punto que necesita. Sería muy conveniente realizar esta técnica sobre todo a la hora de querer hacer depuraciones más profundas, ayunos o limpiezas hepáticas. El hacer esto ayuda a contrarrestar los posibles efectos secundarios y que las crisis depurativas sean más suaves

 

¿Que es una crisis depurativa?

Bueno podemos decir que es la consecuencia de remover las toxinas dentro de nuestro cuerpo y se la conoce como CRISIS CURATIVA .

Esta crisis curativa aparece cuando empieza el proceso de sanación (esto puede durar desde horas hasta meses, dependiendo de la gravedad de tu caso). En cada persona está reacción será diferente, porque no todo el mundo parte del mismo punto, ni tiene la misma forma de reaccionar frente a la adversidad, pero si que es algo completamente normal porque es la confirmación de que los cuerpos extraños se están movilizando para ser expulsados al exterior y eso en cada persona tendrá una intensidad diferente.

En está crisis puedes esperar cosas como:

– Dolor de cabeza

– Aumento temporal del acné 

– Picor y ensuciamiento de la piel

– Fiebre

– Diarrea o vómitos

– Cuerpo destemplado

– Fatiga y cansancio….

 

No te asustes, no te va a pasar esto por tomarte un batido. Pero si has decidido coger las riendas y empezar a alimentarte mejor para llevar una vida más saludable, tienes que saber que esto también te puede pasar cuándo empieces a quitar de tu dieta las sustancias perjudiciales y adictivas (algo así como un síndrome de abstinencia). Recuerda ir poco a poco, si haces muchos cambios a la vez la crisis depurativa puede ser más fuerte y desagradable. Si este es tu caso, paciencia, se pasa y te aseguro que la sensación que tienes después merece la pena, te sientes renovado a todos los niveles.

 

¿Cómo lo hago?

Recuerda que siempre hace mucho más retirar aquello que te perjudica que añadir formulas milagrosas para seguir haciendo lo que no es bueno ni saludable.

Ten en cuenta esta premisa: NO INTOXICAR, LIMPIAR E INCORPORAR

– Lo primero por lo tanto procura ir retirando de tu alimentación aquellas cosas más insanas de las que abuses

– No te olvides de la fitoterapia para ayudar a remover y eliminar 

– Aumenta los alimentos alcalinos (germinados, fermentos, algas…)

– Te recomiendo incorporar los batidos y licuados a tu alimentación diaria, son muy saludables y puedes sustituirlos fácilmente por tus desayunos o meriendas

– En segundo lugar te diría que añadieses un día a la semana de monodieta, esto consiste en comer durante el día entero un solo alimento, se suele hacer con una fruta (por ejemplo manzana durante todo el día) pero si lo ves demasiado puedes hacerlo con el mismo batido durante todo el día. 

IMPORTANTE: antes de hacer una monodieta o ayuno debes de hacer una dieta de transición, durante los días anteriores y posteriores con alimentos de preferencia vegetal y líquidos

Recomendable: hacer alguna limpieza intestinal, bien sea con fitoterpia, alguna técnica de hidroterapia o enemas

– Los consejos de alimentación se deberían de seguir todo el año, recuerda que no estás haciendo una dieta si no incorporando hábitos saludables a tu vida. Y para hacer la depuración más profunda puedes reservar las épocas más recomendables del año que serían la primavera y el otoño según las culturas ancestrales.

 

Verónica Garzón

 

 

 

 

 

2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.