Remedios y Trucos Caseros

Cómo se toma el bicarbonato

¿Estas tomando bien el bicarbonato?

Hace tiempo escribí una entrada sobre como hacer una bebida alcalinizante a base de limón y bicarbonato, desmigué bastante los detalles para que no hubiese confusiones sobre su uso pensando que había quedado lo mejor explicado posible para que no hubiese males entendidos, ni mala utilización de este preparado. Pero a raíz del mensaje de una lectora me dí cuenta de que no había quedado lo suficiente mente claro ni como se neutraliza el limón y el bicarbonato, ni como se ha de tomar y las precauciones que has de seguir.

Así es que he hecho alguna corrección más detallada y me he dispuesto a escribir esta ampliación dónde espero dar un poco más de luz a los errores que estés cometiendo a la hora de tomar este depurativo.

El bicarbonato sódico (NaHCO3), bicarbonato sin más en casi todas las casas, es un compuesto soluble en agua y que en presencia de un ácido (como el limón) se descompone formando dióxido de carbono (CO2) y agua. “Esto le confiere la propiedad de neutralizar ácidos” (“Literal: Mª Eugenia Miguel y Ana Mourin, farmacéuticas adjuntas de las Farmacias Trébol).

 

Sus usos medicinales más conocidos son:

  • Antiácido: reduce el exceso de acidez en determinadas partes del organismo.
  • Neutraliza el exceso de ácido que se acumula en el estómago. Está indicando en el tratamiento de la sintomatología de hiperacidez gástrica, ardores, indigestión…

 

“Si tus síntomas persisten más de una semana, has de visitar a un médico, puede que haya otros problemas más serios”.

 

 

Precauciones del bicarbonato sin neutralizar (Solo diluido en agua)

Estás indicaciones son para la dilución habitual que es 1 cucharadita de café de bicarbonato en ½ vaso de agua. (En la bebida alcalinizante la dilución es un poco mayor y está neutralizado, lo que nos permite beber un poco más y en el caso de acidosis en tejidos hacer los periodos depurativos). PERO TANTO PARA UNA OPCIÓN COMO PARA LA OTRA HAY TIEMPOS DE USO

  • No se debe tomar más de una semana. “Su uso prolongado puede provocar alcalosis”.
  • No ingerir con leche ni otros productos lácteos.
  • Se debe esperar una hora después de las comidas antes de su consumo, puesto que, “puede causar un aumento en la producción de gas carbónico que daría lugar a una distensión gástrica.”
  • No se debe tomar más de dos veces al día.
  • Se toma cuando la efervescencia disminuye, no nada más que echas el bicarbonato (hay que dejarlo reposar un poco)
  • En caso de estar tomando algún otro medicamento, debes de consultar la ingesta del bicarbonato ya que puede interactuar con otros medicamentos.
  • Suspende la toma de bicarbonato días antes si vas a hacer alguna analítica ya que puede enmascarar los resultados.

 

Efectos secundarios

  • En un pequeño porcentaje puede originar flatulencias y vómitos. O un efecto rebote y hacer que la acidez aumente, en vez de disminuirla. Se soluciona dejando de tomarlo
  • Si se utiliza en altas cantidades y de forma continuada sin hacer periodos de descanso, puede provocar alcalosis sistémica, dificultades respiratorias o debilidad muscular y ansiedad.

 

Su uso no está recomendado en:

  • Menores de 12 años.
  • Durante el embarazo, ni en la lactancia
  • Personas que padecen hipertensión, problemas renales, hepáticos o cardiacos.
  • Si sigues una dieta diurética o pobre en sodio, debes de ser precavido y llevar una supervisión si decides tomarlo.
  • No puede tomarlo personas: alérgicas al bicarbonato de sodio, que padezcan alcalosis metabólica o respiratoria, hipocalcemia, hipoclorhidria, o personas con tendencia a la formación de edemas u obstrucción intestinal.

 

Verónica Garzón

 

 

 

*Texto recogido y editado del portal de prevención y educación en salud Cuídate plus, avalado por Diario Medico y Correo Farmacéutico

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.