Recetas Sanas

CÓMO HACER KOMBUCHA CASERA

Tu probiotico en unos sencillos pasos

 

Hace unos días te hablaba sobre que era la  kombucha y sus beneficios , también sobre las cositas que necesitabas para elaborar esta bebida, así es que ahora vamos a poner la ficha del puzle que faltaba para empezar a experimentar. ¡Manos a la obra!

Lo primero es saber que el kombucha, es un cuerpecito de temperaturas cálidas (su ideal está entre 20 y 25ºC), pero no le gusta nada que le dé la luz directa y además necesita cierta ventilación ¿Ya se te ha ocurrido en qué lugar de la casa lo vas a poner para que fermente? ¿Ya tienes el sitio…? Perfecto!!!

Ah! Se me olvidaba, a los Scoby les gusta ser un poco independientes, por lo que es mejor que elabores la kombucha lejos de otros alimentos fermentados, para evitar la posible contaminación cruzada por levaduras y bacterias.

 

¿QUÉ NECESITO?

Te repaso rápidamente lo que necesitas para elaborar la kombucha:

  • Un Scoby de kombucha y cultivo iniciador: ya viste en la entrada anterior que con cada tanda de kombucha se obtiene un scoby hijo (puedes comprarlo o contactar con alguien de tu zona que te pueda dar uno), el cultivo iniciador es el té fermentado (en él guardamos el scoby mientras está inactivo).
  • Un bote grande de cristal: puedes empezar probando con 1L pero lo ideal sería al menos de 2 a 3 litros, es más cómodo para ti y el scoby tiene más espacio para crecer. (Se utiliza CRISTAL, porque en el caso de plásticos, durante la fermentación se pueden degradar y verter tóxicos a la bebida, lo cual no es bueno ni para ti, ni para el Scoby).
  • Té y Azúcar: en la entrada anterior puedes ver los tipos de té y azúcar más indicados para elaborar la kombucha. Las medidas serían las siguientes:

 

 

Cantidad de té en bolsita

Cantidad de té a granel

Cantidad de azúcar

Por cada litro de agua

1 bolsita

1 cucharadita de postre

100 gr

 

¡OJO! Si utilizas bolsitas, cerciórate de que lo que llevan dentro son HOJAS DE TÉ y no polvo de té.

 

  • Guantes de usar y tirar, para no contaminar al scoby mientras lo manipulas.
  • Una gasa: con ella cubriremos la tapa del bote para impedir que se cuelen bichillos o moscas, pero a la vez dejando que el fermento pueda respirar.
  • Una goma elástica: para fijar la gasa a la boca del tarro.
  • Un colador de plástico, para filtrar la bebida (recuerda que el metal puede deteriorar al scoby)
  • Un embudo y botellas de cristal: para embotellar tu kombucha

 

LA FERMENTACIÓN PASO A PASO

 

Paso 1: Hierve el agua para preparar la infusión de té (siguiendo las proporciones del cuadro anterior). Deja reposar el té de 3 a 5 min. y después cuélalo (aprovecha para ponerlo ya en el bote donde vayas a hacer la fermentación).

Paso 2: Añade el azúcar de acuerdo a la cantidad recomendada (100gr/litro). Remueve bien y déjalo enfriar.  hasta que alcance la temperatura ambiente.

Paso 3: Una vez el té este a temperatura ambiente, introduce el Scoby junto con su líquido (el cultivo iniciador).

CUIDADO: Si el té está demasiado caliente (por encima de los 35 °C) el SCOBY puede morir.

Paso 4: Tapa el bote con la gasa para permitir la entrada y salida de gases (así favoreces la fermentación). Pon una goma elástica alrededor de la boca del bote para sujetar la gasa y guarda el bote en el lugar paradisíaco que hayas escogido para la fermentación.

 

RECETA PARA EL REPOSO

 . Lugar tranquilo, protegido de la luz y sin cambios bruscos de temperatura

. No lo molestes, déjalo tranquilo durante 10 o 15 días

 

 

Paso 5: Pasados los 10 ó 15 días, retira el Scoby hijo (que habrá crecido en la superficie) y la scoby madre (si no vas a hacer otra tanda de kombucha, mete los scoby por separado en unos tarros de cristal, cúbrelos con la kombucha, cierra con sus tapas y guárdalos en la nevera. Cuando vayas a preparar otra tanda de Kombucha, saca el tarro de la nevera antes, para que se vaya atemperando mientras preparas el té. Trata a tu scoby con delicadeza para que no sufra cambios bruscos de temperatura.

RECORDATORIO: (*Algunas pistas):

 

  1. El crecimiento de una nueva película de scoby en la superficie, significa que el ambiente es apropiado para su crecimiento y por lo tanto que está libre de microorganismos contaminantes. Esto marca el inicio para el consumo seguro de la Kombucha (Puedes retirar con cuidado un poco de líquido para probar si la bebida está de tu agrado “recuerda que tiene un toque ácido”, si te gusta puedes parar ya la fermentación si no déjala unos días más):
  • A menos tiempo de fermentación; kombucha más dulce
  • A más tiempo de fermentación; kombucha mas ácida y menos dulce.

  1. Si quieres asegurarte aún más de que tu kombucha es totalmente segura para el consumo, consigue unas tiras de pH y mide su nivel:

 

pH adecuado de la Kombucha para su consumo= entre 2.6 y 4.0

 

 

Paso 6: Tienes dos opciones:

  1. Filtrar y embotellar la kombucha para tomar así.
  2. Hacer ya sin el scoby una 2ª fermentación, dejando reposar durante 3-5 días más con otro tipo de infusión (puedes añadirle otras hierbas o especias, para conseguir un coctel más personalizado 😉 crea tus propias combinaciones). Después filtra y embotella, tu bebida está lista.

Paso 7: guarda la kombucha en la nevera con el paso de los días se irá volviendo más ácida, con un sabor más avinagrado y el calor acelera el proceso.

 

Aviso: a partir de la 4ª o 6ª semana la cantidad de nutrientes del té y el azúcar empiezan a disminuir, por lo que el Scoby puede sufrir deficiencias nutricionales. No fermentes el kombucha en exceso para evitar que esto ocurra.

 

CUÁNTO KOMBUCHA TOMAR CADA DÍA

  • Para empezar, se recomienda tomar en ayunas algo menos de medio vaso cada día.
  • Después de unos días así, puedes tomar otro medio vaso también por las noches.
  • Poco a poco puedes ir aumentando la cantidad diaria SIN SOBREPASAR LOS 300ml AL DIA

*Introduce esta bebida de forma gradual en tu rutina, de lo contrario al remover toxinas rápidamente puedes experimentar dolor de cabeza, malestar general, nauseas o diarrea.

*Si eres constante, empezarás a notar sus beneficios tras un consumo regular durante un mes.

 

  • Si no te gusta el sabor, puedes mezclar la kombucha al 50% con algún zumo de fruta (ej. Limón, naranja…).

 

QUE DISFRUTES DE TU CÓCTEL…CHIN-CHIN laugh !!!​

 

 

Verónica Garzón

 

 

 

10+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.