ENERGÍA SUTIL

Anatomía Sutil

El Sistema Energético 

 

A día de hoy ya tenemos claro (o al menos la gran mayoría de las personas) que para mantenernos en salud es muy importante tener unos buenos hábitos diarios, pero tus hábitos saludables influyen más allá de nuestro cuerpo físico, afectan a todo nuestro ser y para comprenderlo es necesario que comprendamos que nuestro cuerpo no termina detrás de nuestra piel y que entendamos al menos un poco como funciona nuestra anatomía sutil.

 

 

He puesto esta imagen para empezar porque hablar del campo electromagnético de la tierra es totalmente habitual, pero no es tan común que nos hablen del cuerpo electromagnético que también poseemos todos los seres vivos y tal vez la imagen te ayude a ponerte en situación de forma rápida sobre lo que vamos a ver en el post.

 

PONGAMOS UN PRINCIPIO

Vamos a hacer un recorrido rápido sobre algunas de las partes más conocidas e importantes de nuestro sistema energético (Sí, además de un sistema digestivo, circulatorio, respiratorio… también tenemos un sistema energético). Es cierto que las culturas milenarias ya hablaban de ello y por eso a muchas personas les resulta un tema esotérico, pero la verdad es que este sistema se ha podido ver y comprobar a lo largo de los años con las aportaciones de la física cuántica y la termodinámica. Son de importancia trabajos como los realizados por el médico inglés Walter Kilner (Concepto de aura visible), el ingeniero soviético Semyon D.Kirlian "Camara Kirlian", los ingenieros norteamericanos Gerhard Baule y Richard McFee (Campo biomagnético del corazón),  David Cohen (Medidor SQUID campos magnéticos cerebrales), o el científico ruso Konstantin Korotkov (GDV medidor de biocampos)… 

El caso es que este sistema energético nuestro produce una actividad electromagnética que genera lo que conocemos como aura o "biocampos" y que interactúa con los campos electromagnéticos de todo lo que nos rodea (Otros seres humanos, animales, naturaleza, plantas.., hasta con las redes móviles y el wifi).

 

EMPEZANDO DESDE ABAJO

Vamos a seguir explicando lo más pegadito al cuerpo posible, para no levantar mucho los pies del suelo, despacito se entiende mejor jajaja

– Chakras: son transformadores energía,  vórtices energéticos que están repartidos por nuestro cuerpo y los 8 principales (distintas corrientes hablan de 7 a 12 C.principales, el que vamos a ver se basa en las correlaciones encontradas en el estudio de la medico y psiquiatra Shafica Karulla) están relacionados con las glándulas endocrinas y con un nexo o ganglio del sistema nervioso. Cada uno nos influye física, emocional, mental y espiritualmente. Captan información con velocidad mayor a la de la luz y la transforman, adecuándola para la posterior utilización por nuestro cuerpo (regulan la energía de una vibración más alta a una más baja y viceversa). 

 

 

– Meridianos y Nadis: son los canales de energía por los que los chakras se conectan con el resto del cuerpo (como las venas del sistema circulatorio). Estos canales forman una sofisticada red de conductividad eléctrica por todo nuestro cuerpo e interactúan con el sistema nervioso. Además de conducir la energía, también la transforman para su utilización en los órganos, glándulas y tejidos. (Hay abiertas diversas investigaciones y estudios sobre la existencia y el funcionamiento de los meridianos desde los trabajos norcoreanos con contrastes cromáticos, teoría de biofotones o infrarrojos

 

 

– Campos áuricos (biocampos o campos sutiles): son capas electromagnéticas que se proyectan desde nuestro interior hacia el exterior a partir del cuerpo físico en adelante, la fuerza energética del chakra y los meridianos proyectan estas capas que se ven debilitadas si estos también lo están (aunque el funcionamiento es mucho más complicado ya que se retroalimentan entre sí). No solo reciben energía, también la acumulan y la proyectan, en los casos en que la información acumulada es negativa o traumática, más tarde o más temprano acaba afectando a nuestra salud física y mental. (El principio sobre los campos se basa en teorías físicas, los electrones al desplazarse de su órbita producen tensión que genera electricidad y las corrientes o cargas en movimiento generan campos magnéticos. La combinación de estas energías produce los campos electromagnéticos. El aura también se puede ver con aparatos como la cámara kirlian o GDV, sus capas son las más conocidas pero como puedes ver en la imagen hay muchos más campos.

 

 

Como ves la conexión con las glándulas endocrinas es uno de los vínculos con la parte más física de nuestro cuerpo por lo que ahora puedes relacionar que la alteración por ejemplo por un desequilibrio psíquico o alimenticio, no solo afectará a estás glándulas también afectará al chakra correspondiente.

 

Desde luego que lo que he hecho es un resumen muy simplista del funcionamiento del cuerpo sutil, ya que su concepto es mucho más basto y no va solamente en una dirección si no que se retroalimenta en todos los sentidos, de arriba a abajo y viceversa. Pero sí te puede servir para introducirte de forma sencilla y comprensiva en este maravilloso sistema.

 

No me quiero ir sin antes hacer referencia al trabajo que esta realizando también en este campo la española Ana María Oliva, Doctora en Biomedicina, que está luchando por ampliar el concepto de medicina desde este enfoque electromagnético, en la red podéis encontrar diversos vídeos y conferencias sobre su trabajo.

 

 

Referencias:

– El Cuerpo sutil, una enciclopedia sobre la anatomía energética. Cyndi Dale

 

Verónica Garzón 

 

 

 

2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.